¿Por qué comprar un felpudo?

¿Por qué comprar un felpudo?

Existen diversas razones que pueden motivar la adquisición de un felpudo. Esencialmente, su compra está asociada a la preservación de la limpieza de muchos ambientes, razón por la cual lo vemos frecuentemente a la entrada de muchos establecimientos. Su capacidad de desprender el polvo que normalmente está adherido a los zapatos de los transeúntes, lo transforman en un elemento de uso frecuente en la entrada de muchas viviendas, centros comerciales, oficinas, etc. Adicionalmente, y debido a los avances tecnológicos que han tenido lugar en los procesos asociados a su elaboración, actualmente cumple funciones decorativas. Pueden ser una pieza que armonice y agregue decoración a su entorno.

En general los felpudos son elementos ligados al perfil de las empresas que lo colocan a su entrada, es común ver a sus puertas un felpudo con el logo de la compañía. A las entradas de los centros de salud, teatros, colegios, también suelen colocarse estas alfombrillas con el logotipo que los identifica. En la entrada de las viviendas suelen ser más ligeros, más frescos y creativos e incluso divertidos. Sin sacrificar en ningún caso su misión fundamental: atrapar en sus fibras la tierra, la nieve, la humedad y otros agentes que vienen en las suelas de los zapatos de los visitantes.

De manera que razones hay de sobra para comprar un felpudo. Y hay, también, un abanico de posibilidades para que su adquisición sea muy acertada. En la actualidad se dispone de amplia gama de diseños, colores y matices, texturas y del justo tamaño que se requiera. En relieve, de diferentes materiales y formas, e incluso con imágenes y mensajes personalizados para que el comprador quede satisfecho.

Los felpudos dan el primer mensaje, son el primer contacto visual con los visitantes que llegan, así que es muy importante que su colorido, su contenido, su forma y sus dimensiones estén en armonía con esa primera impresión que se desea causar. Su valor agregado está entre las razones de por qué comprar un felpudo. Son muchas las ventajas de comprarlo y exhibirlo.

 Para potenciar su eficiencia, debe decirse que dependiendo del uso que se le va a dar es necesario comprar felpudos fabricados a partir de un material o de otro. A continuación, se da información al respecto:

Tipos de felpudos

  • Felpudos fabricados a partir de fibras naturales

La de uso más frecuente es la fibra de coco en su color original o tratado con algunos colorantes. Este felpudo hecho con fibra de coco suele ser muy resistente, sus celdas son fuertes y desprenden con facilidad el sucio de la suela de los zapatos. Pero no solo limpia, también seca, poque absorbe muy bien la humedad. Al hablar de felpudos mucha gente piensa en el de fibra de coco. Es muy representativo.

  • Felpudos textiles

Este tipo de felpudo es muy recomendado para sitios de alto tráfico de personas como oficinas públicas, hospitales, centros comerciales, etc. Son relativamente baratos y muy resistentes a la exposición del sol y la lluvia.

Existen, además, los felpudos metálicos, de hierro, de goma y caucho, y desinfectantes.

¿De qué están hechos los felpudos?

Su fabricación se basa en la utilización de fibras naturales como las que se extraen de la cáscara más externa del coco, en la utilización de la goma y del caucho o de cualquier material sintético.

Recomendaciones para su compra

A la hora de adquirir un felpudo te recomendamos pasearte por los siguientes aspectos:

  • Observa bien el espacio donde se va a colocar el felpudo. No es lo mismo un felpudo para un ambiente cubierto o para colocarlo a la intemperie. Es más, en los ambientes internos no es lo mismo un felpudo para colocarlo a la salida de la ducha que para colocarlo al pie de una escalera. Cuando esté decidido el sitio donde va a estar, hay que establecer adecuadamente sus dimensiones. Que sea del tamaño que se necesita.
  • La calidad es muy importante. A veces es mejor adquirir un felpudo de más alto precio que uno barato que no tenga las prestaciones deseadas. La idea es que sea durable y cumpla sus funciones.
  • Es recomendable pensar bien en la forma que deseamos tenga el felpudo. Puede ser redondo, rectangular o con la forma que lo solicite el comprador. En el mercado hay muchas alternativas.
  • Su diseño. Hay que pensar sobre su diseño. También hay suficientes propuestas en el mercado. Convencionales o modernos, conservadores o divertidos. Se puede incluso tener un felpudo con el personaje preferido de una serie. Lo que se busque.
  • En caso de que el felpudo vaya a estar en ambientes abiertos, hay que comprarlo de materiales resistentes al sol y a la lluvia. En general, los felpudos son fabricados a partir de la fibra obtenida del coco o con fibras plásticas o sintéticas. De todas, la fibra sintética es la que ofrece mayor resistencia.  Pero no hay que olvidar que, aunque sean muy resistentes debe dárseles mantenimiento para evitar su deterioro. Debe limpiarse frecuentemente y descargarlo del polvo acumulado para evitar la aparición de manchas o de hongos que puedan dañar sus fibras.

Ventajas de tener felpudos en casa

Se podría tratar de resumir lo ventajoso que es tener un felpudo en casa mediante los siguientes comentarios:

  • Preserva la limpieza de las áreas internas de la casa al desprender el sucio de los zapatos de los que llegan.
  • Su mantenimiento es muy sencillo, se trata de retirar el sucio acumulado, desmanchar en caso de ser necesario, mantenerlo seco.
  • Además de colaborar con la limpieza de la casa, funciona como un elemento decorativo que puede hacerles grata la llegada de los invitados.

Con toda esta información sobre los felpudos, se habrán adquirido elementos suficientes para responder a la pregunta ¿Por qué comprarlo? Se trata de un artículo que cumple funciones importantes a la entrada de la casa, de la oficina o de cualquier otro ambiente cerrado o abierto. Y que además dice mucho de las características del lugar, pudiendo ser un medio para que los visitantes tengan un agradable recibimiento.

Leave a Reply